domingo, 31 de mayo de 2009

Relación entre la educación y la recreación.

Es necesario entender que la recreación no puede quedar dentro de la educación formal como una mera actividad compensadora, canalizadora de energías, ni tampoco como instancias para el descanso de la tarea ardua y rígida que el sistema educativo propone diariamente.

Desde nuestra concepción la recreación es un hecho innato de todos nosotros, es por ello que se hace necesario brindarle el lugar que debe tener en todo dispositivo educativo. Pero de qué dispositivo estamos hablando? Obviamente de un dispositivo que no se base solamente en la reproducción de un saber que viene de otro, ni tampoco como un mero dispositivo disciplinador y represor.

Toda institución educativa que se aprecie de tal debe portar un dispositivo posibilitador, esto es que contemple realmente las características de sus participantes. El desafío de todas las instituciones sociales está en formar sujetos conocedores pero a la vez concientes de si mismos y protagonistas de su propia historia, que sean capaces de apropiarse de su realidad transformándola.

La necesidad de los sujetos de recrearse se redimensiona en el cualquier ámbito educativo. Sin embargo hay que preguntarse ¿ en qué medida pueden los sujetos satisfacer esta necesidad ante las exigencias de un sistema que privilegia la imposición frente al protagonismo y el razonamiento libre?.

Estamos convencidos que se deben abandonar los caminos equivocados que se han recorrido en lo educativo.

Esto obliga a las instituciones a criticarse, refundarse para no seguir reproduciendo un sistema que aliena y excluye y solo premia al ganador y más competente, con el énfasis en la competencia. Hay que aceptar que los sujetos que están en el proceso de aprendizaje hoy pueden tener necesidades diferentes y hay que atenderlas. Deberán , entonces , las instituciones educativas tomar posición sobre la realidad social criticando, proponiendo y produciendo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada